lunes, 16 de agosto de 2010

RESURRECCION


A finales de 2008 y a raíz de mi operación de rodillas me planteé definitivamente abrir mi espacio personal en internet. Fue a principios de 2009 cuando vió la luz mi bitácora que ahora lees, una atalaya desde donde enviar mensajes de opinión que hicieran ver las cosas con una perspectiva más serena que como vivimos este mundo de hoy que nos ha tocado en suertes y que nos ha vuelto estresados, de mala uva siempre y esclavos de una forma de vida tan competitiva que los psicólogos y sociólogos no saben dar con una solución general aún cuando sus consultas están llenas de personas de todas las edades que buscan un sentido a su existencia y que terminan siendo consumidoras de sustancias antidepresivas que se convierten en su apoyo moral. Con esto no pretendo yo ser la panacea universal que, a través de éste blog, cure todos los males psicológicos y sociales; mi misión es dar una opinión más serena de lo que nos sucede todos los días, esa opinión que la mayoría piensa pero que no dice porque a día de hoy interesa más la confrontación para demostrar quien tiene más poder de convicción y quien marca las reglas del juego.

He estado un tiempo en el dique seco por mi vuelta al trabajo diario y que me ha hecho desestabilizarme un poco emocionalmente (no por el trabajo, sino por el cambio de ritmo); he mantenido contacto a través sobre todo de twitter y facebook, pero el blog lo he tenido olvidado. En todo este tiempo no me han faltado ideas para escribir, mas una pereza sin sentido me reprimía el intento de comenzar a teclear. Pienso que ha sido un bajón psicológico al verme con muchas cosas que hacer y poco tiempo material, de alguna manera he caído en, precisamente, lo que pretendo erradicar desde ésta bitácora.

Pero de todo nos podemos reponer –menos de la muerte- y es por eso que he vuelto poco a poco a recuperar mi serenidad perdida durante meses y a partir de ahora volveré a escribir con la misma ilusión que creía perdida y que no lo estaba, solo subyacía latente en mí esperando su momento oportuno para volver, para renacer, para RESUCITAR.

He vuelto…

1 comentario:

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Se te echa de menos por el mundo de la blogsfera.Desde el villa blog esto ha sido un paron generalizado.
Un abrazo

Reloj Directodelcampo.com