sábado, 21 de marzo de 2009

HOSPITAL

Quien me iba a decir a mí que la siguiente entrada la haría desde el hospital. Las cosas de la vida, que no las del querer. Pues sí, un familiar que se ha puesto enfermo y aquí estamos echando la noche en la quietud de una planta del hospital. He pasado muchas noches aquí con mi hija pequeña y se lo que es esto; bueno el ala de infantil suele ser más ruidoso por el hecho de ser niños que dan más lata.

Como decía la quietud es exquisita, las luces apagadas, solo se ven las de emergencia; marca una serenidad en el ambiente que te da alas para escribir algunas lineas para este blog que se presenta hasta ahora tan paupérrimo de entradas. Tengo algunas ideas de temas a tratar aquí que verán la luz en breve. Por ahora es más importante la salud del familiar y mi rehabilitación, que ahora que ya parece que se ve el final, me está pasando factura con unas sobrecargas en una pierna que me llegan a asustar; el fisio dice que es normal, pero, joder, la pierna es mía. Esperaremos a la consulta para ver novedades.

Nos tomaremos la cosa con la tranquilidad de que esto es pasajero. Mientras, un poco de crucigramas con la DS, mi rehabilitación y el portátil para poder escribir algo que luego meta en el blog, ya que aquí no hay wifi (habrá que hacer una sugerencia al respecto). Saludos a todos desde la quietud nocturna de un hospital del SAS y la música de fondo de una actuación del grupo Shakatak. Esto sí que es paz, aunque no recomendable desde el punto de vista del lugar en que me encuentro.
Esta entrada es del día 17 de marzo, hasta ahora no he podido subirla. Iré haciendo lo que pueda en los proximos días.

No hay comentarios:

Reloj Directodelcampo.com